PARECIDOS RAZONABLES: PLAGIO, TRIBUTO O CASUALIDADES DE LA VIDA

Plagios, copias, tributos, influencias que afloran subconscientemente… El mundo de la música está repleto de canciones con un más que sospechoso parecido a otras anteriormente ya escritas, poniendo la credibilidad artística de sus autores en entredicho. A continuación algunos de los casos más que más suspicacias han levantado. 

Amaral. Veredicto: Culpables

Amaral. Más de un parecido sospechoso...

-Amaral Vs. PJ Harvey
A los actuales reyes de la radiofórmula en nuestro país hay que reconocerles una cosa, cuando se ponen a hablar de sus influencias musicales, la pareja nombra a artistas totalmente recomendables. Otra cosa es que luego sepan plasmar dignamente sus enseñanzas en sus canciones. De todos modos, revisando a fondo el catálogo de Amaral no es demasiado complicado reconocer ramalazos de genios como Bowie, más que nada porque el dúo no tiene pudor en recrear sin complejos compases enteros de temas de sus ídolos musicales. De entre todos los plagios, o tributos, perpetrados por Amaral, el más descarado y denunciable es el realizado en el tema ‘Te Necesito’, donde no se cortan un pelo y fusilan vilmente el ‘That’s My Veil’, tema del disco que PJ Harvey grabó junto a John Parish, Dance Hall At Louse Point. Lo más curioso de todo es que pese a que sus robos son totalmente descarados, los chicos por el momento han salido indemnes de sus tropelías. 

Beach Boys. Veredicto: Estafados

Beach Boys. Surferos estafados

-Beach Boys Vs. Chuck Berry
 Si hiciéramos una encuesta preguntando por el tema más popular de los Beach Boys, seguramente la canción más votada sería ‘Surfin’ USA’, sin embargo, si tenéis algún disco suyo por casa en el que parezca el mentado tema, si miráis en los títulos de crédito veréis que su autor es Chuck Berry. Editado como single el 4 de marzo de 1963, las primeras copias acreditaban a Brian Wilson como su autor, sin embargo tan pronto llegó a las tiendas, Chuck Berry empezó una campaña para denunciar que ‘Surfin’ USA’ no era más que una fotocopia de su tema ‘Sweet Little Sixteen’. Para apaciguar los ánimos del siempre impredecible Chuck Berry, Murry Wilson, padre de Brian Wilson y manager de los Beach Boys, llegó un acuerdo con Berry, a quien cedió los créditos de la canción, con todos los ingresos por royalties que ello conlleva. Lo más asombroso de este asunto es que el atormentado Brian Wilson no supo nada de este acuerdo hasta más de veinticinco años después. 

Manolo Tena tenía la moto estropeada y la inspiración también.

Tenía la moto estropeada y la inspiración también.

-Bruce Springsteen Vs. Manolo Tena
 Tres años después de convertirse en el  “working class hero” norteamericano tras la publicación en 1984 del archifamoso Born In The USA, Bruce Springsteen volvía al ruedo musical con Tunnel Of Love, un álbum introspectivo marcado por la separación de la que hasta entonces había sido su mujer, Julianne Phillips, y por no contar con el respaldo de su E Street Band (aunque algunos de sus miembros colaboren en ciertos temas). De los doce cortes incluidos aquí destacan piezas como ‘Tougher Than The Rest’, ‘Brilliant Disguise’, la propia ‘Tunne Of Love’ o ‘All That Heaven Will Allow’. Ahora nos situamos en el año 1992, el artista madrileño Manolo Tena edita su segundo disco en solitario, Sangre Española, cuyo single más famoso fue ‘Qué Te Pasa’, que no se parece, sino que es calcado a ‘All That Heaven Will Allow’ de Springsteen, algo que el jeta de Tena siempre ha negado. De todos modos, copiar burdamente no fue lo peor que realizó el exmiembro de Cucharada. Al amigo Manolo se le debería prohibir coger de por vida un boli para que no volviera a escribir versos como “tengo una radio estropeada y tengo un loro que no habla…”. 

Coldplay. Se les acumulan las demandas.

Coldplay. Se les acumulan las demandas.

-Creaky Broads Vs. Coldplay
Otros que no se han librado de ser acusados de copiones son los ingleses Coldplay, a quienes una desconocida banda de Brooklyn llamada Creaky Boards acusan de apropiarse sin derecho de una de sus composiciones. Por lo que parece esta historia empieza el día en el que los Creaky Boards dan un concierto en Nueva York y entre el público creen ver al cantante de Coldplay, Chris Martin. Meses más tarde los británicos editan su nuevo disco Viva La Vida, y los miembros de Creaky Borads perciben que la canción que da título al disco se asemeja, siempre según ellos, a una de las piezas que interpretaron la noche en la que Chris Martin estaba entre su audiencia, lo más irónico de todo es que el tema de los Creaky Boards lleva por título ‘The Songs I Didn’t Write’ (‘Las Canciones Que No Escribí’). La verdad es que ambas canciones tienen cierto parecido, pero sería excesivo tildar ‘Viva La Vida’ de plagio. Sin embargo no lo cree así el cantante de Creaky Boards, Andrew Hoepfner, quien ha iniciado en Youtube una campaña de denunciando lo sucedido. Otro que ha demandado a Coldplay de plagio es el guitarrista Joe Satriani, quien asegura que el tema, una vez mas, ‘Viva La Vida’ incorpora “porciones originales sustanciales” de su canción instrumental ‘If I Could Fly’ incluida en el álbum Is there love in Space? y lo cierto es que la semejanza existe.

New Order-The Cure. Toda una vida copiándose
New Order-The Cure. Una vida copiándose

-The Cure Vs. New Order
 La historia de copias y plagios entre estos dos titanes del pop británico resulta sumamente curiosa. Trasladémonos hasta el 7 de marzo de 1983. Ese día New Order editaban el single ‘Blue Monday’, a la postre el mayor éxito de su carrera. Cuatro meses más tarde The Cure publicaban el single ‘The Walk’, una canción que si bien no plagiaba, si que se dejó influenciar más de lo debido por la canción de los antiguos miembros de Joy Division. La historia vuelve a repetirse dos años después, cuando la banda de Robert Smith saca el álbum The Head On The Door, disco en el que se encuentra el pelotazo ‘In Between Days’, un tema con un parecido más que razonable con ‘Dreams Never End’, pieza de New Order incluida en su LP Movement. Imaginamos que hartos de ver cómo The Cure les robaban ritmos y melodías, New Order contraatacaron en 1989, año en el que apareció su disco Technique. En él hayamos una canción titulada ‘All The Way’, que no es otra cosa que su particular adaptación, por no decir directamente copia, del ‘Just Like heaven de The Cure. Eso sí, ambos grupos dicen admirarse mucho mutuamente. 

Hauptkampflinie. Amistades peligrosas.

Hauptkampflinie. Amistades peligrosas.

-El Canto Del Loco Vs. Hauptkampflinie
No sabemos como una banda de indeseables como los alemanes Huaptkamflinie, grupo alemán de música oi! de ideología nacionalsocialista, llegó a descubrir la música de El Canto Del Loco, pero si escucháis su canción ‘Worvärst Über Laichen’ (‘Adelante, Por Encima De Los Cadáveres’), descubriréis con facilidad que se trata de un plagio del tema de El Canto De El Loco ‘Volverá’, con lo que los amigos de Huaptkamflinie, no sólo tienen un cociente intelectual que debe de rozar lo negativo, sino que además sus gustos musicales son igual de nefastos. Cuando acontecieron estos hechos, tanto la empresa editorial de los temas de El Canto Del Loco, como su agencia de management, anunciaron la posibilidad de emprender actos legales contra Huaptkamflinie, aunque desde entonces no se ha vuelto a saber nada más del tema.

George Harrison. Víctima de los Hare Krishna.

Una víctima de los Hare Krishna.

-George Harrison Vs. The Chiffons
De entre todos los casos de plagio, seguramente el más conocido fue el protagonizado por el Beatle George Harrison. El 27 de noviembre de 1970 Harrison editaba su primer disco en solitario, el imprescindible All Things Must Pass, cuyo primer single fue ‘My Sweet Lord’, una canción dedicada a Krishna e inspirada en el popular tema de góspel ‘Oh Happy Day’. No lo vieron así The Chiffons, cuarteto femenino de pop al estilo Motown, que en 1963 habían alcanzado el número uno de las listas norteamericanas con su tema ‘He’s So Fine’, pieza, ciertamente, con cierto parecido con el ‘My Sweet Lord’ de Harrison. En 1976, Bright Tunes Music, compañía que tenía los derechos de ‘He’s So Fine’ interpuso una demanda contra Harrison, quien hallado culpable de plagio “subconsciente” fue condenado a pagar a dicha empresa 587.000 dólares. Tras el juicio The Chiffons grabarían una versión de ‘My Sweet Lord’ para sacar más tajada aún de lo sucedido.

Hombres G y el sonido del silencio

Hombres G y el sonido del silencio

-Hombres G Vs. Simon & Garfunkel
Cuando uno llega a cierta edad, como es mi caso, no le importa reconocer abiertamente ciertas cosas, y, como dirían los americanos, los Hombres G serían mi “guilty pleasure”, pero hay cosas que son imposibles de defender, y por muy grandes que hayan sido este cuarteto es de justicia reconocer que en sus inicios tomaron prestadas sin permiso de sus autores unas cuantas melodías. Ya en su primer álbum, el que contenía las imperecederas ‘Venecia’ y ‘Sufre Mamón’, nos encontramos con un tema como ‘Dejad Que Las Chicas Se Acerquen A Mí’, una composición que es calcada al ‘Don’t Worry Baby’ de los Beach Boys. Como nadie les llevó frente a los tribunales, el grupo capitaneado por David Summers repitió la jugada en su segundo disco, La Cagaste Burt Lancaster. En este caso los expoliados fueron el dúo Simon Y Garfunkel, de quienes los Hombres G toman íntegramente el estribillo de su ‘At The Zoo’, para recrearlo, eso sí algo más acelerado, en su famoso ‘Marta Tiene Un Marcapasos’. Una vez más, Simon y Garfunkel o ni se enteraron de lo sucedido, o simplemente pasaron del tema.

El hombre que se copia a sí mismo

El hombre que se copia a sí mismo

-John Fogerty Vs. John Fogerty
Sin lugar a dudas la historia del que fuera cantante de los legendarios Creedance Clearwater Revival es la más estrambótica en lo que a temas de plagio se refiere, pues es el único músico al que se le ha llevado a juicio por plagiarse a sí mismo. Debemos empezar esta historia explicando que, como injustamente suele suceder en muchos casos en el mundo de la música, John Fogerty no dispuso de los derechos de las canciones que había escrito en su etapa al frente de Creedance Clearwater Revival hasta el año 2005, éstos eran propiedad de Fantasy Records, sello que editaba sus obras. Es de este modo como en 1994, Saul Zaentz, propietario de la mentada discográfica y sanguijuela sin escrúpulos, denunció a Fogerty por plagio, ya que consideraba que su tema en solitario ‘Old Man On The Road’ era una copia del tema de la Creedance ‘Run Through The Jungle’. Por suerte, la justicia que es ciega pero no sorda, dictaminó que ningún artista puede autoplagiarse a sí mismo, dando la razón al gran Fogerty.

No hase falta que dises nada más!!!

No hase falta que dises nada más!!!

-Lightning Seeds Vs. Mikel Erentxun
La integridad artística de Mikel Erentxun siempre ha estado en entre dicho, y no porque capitaneara Ducan Dhu, cosas peores se han visto en esta vida, sino por su mala costumbre de firmar como suyas canciones que en realidad ya han escrito otros con anterioridad. Rastreando la discográfica de Mikel encontraréis melodías con una similitud más que casual con temas de grupos como The Smiths o Ride, ahora bien, el caso de plagio más fragante perpetrado por Erentxun es el siguiente. En 1989 el grupo de Liverpool Lightning Seeds edita su álbum Cloudcukooland, un disco notable, en el que destacan piezas como ‘Pure’, cuyo estribillo es una auténtica delicia poppy. Quince años después, el amigo Erentxun, que debió imaginar que después de tanto tiempo nadie se acordaría ya de los ingleses, publica Éxitos, donde nos encontramos con el tema ‘Grandes Éxitos’, que bien podría haberse titulado ‘Grandes Plagios’, pues no es nada más que una copia descarada y sin disimulo del ‘Pure’ de Lightning Seeds. La cosa no acabó aquí, pues el tema supuestamente escrito por Mikel Erentxun fue posteriormente adaptado por el pelmazo de Fran Perea, quien rebautizaría la canción como ‘1+1 son 7’, que acabaría por convertirse en la sintonía de las serie de televisión Los Serrano. No sabemos si los miembros de Lightning Seeds estaban enganchados a las andanzas de Antonio Resines y compañía, pero la cuestión es que acabaron por descubrir lo ocurrido y llevaron a Erentxun frente a los tribunales.

Larga vida al rey

Larga vida al rey

-Michael Jackson Vs. Al Bano
A Michael Jackson le han llovido desde siempre multitud de querellas por plagio. Entre las más sonadas se encuentra la que efectuaron el dúo de compositores belgas Danny y Eddy Van Passel, quienes consideraban que el tema de Jackson ‘You Are Not Alone’ era calcada a su canción ‘If We Can Start All Over’. Después de doce años de disputas jurídicas, un juez de de Bruselas dictaminó que Jackson debía otorgar todos los beneficios que había obtenido con ‘You Are Not Alone’ a los Van Passel. Mucho más ardua fue la batalla que el rey del pop mantuvo con el cantante italiano Al Bano. Éste sostenía que el tema ‘Will You Be There’, incluido en el disco Dangerous de 1992, se inspiraba en exceso en su canción ‘I Cigni Di Balaka’, compuesta en 1981 y publicada en 1986. Convencido de ello, Al Bano emprendió acciones legales contra el pobre Jackson, quien en un primer momento fue condenado a pagar más de dos millones de euros al italiano. Como curiosidad citar que en el juicio celebrado en Roma un musicólogo italiano declaró que ambos temas se parecen como dos gotas de agua, pero no sólo eso, ya que aseguró que la introducción de la canción de Jackson estaba robada de la Novena Sinfonía de Beethoven. Sin embargo, el recurso presentado por Jackson contra la sentencia surgió efecto, y en 2001 Michael Jackson fue absuelto de todo cargo.

La Lista Del Listo-Plagios-Radiohead

Las cabezas de radio también copian

-Radiohead Vs. The Hollies
Por todos es sabida la aversión que sienten Radiohead por su primer y mayúsculo éxito ‘Creep’, un tema del que reniegan argumentando que no representa el auténtico sonido del grupo. O al menos eso es lo que ellos dicen, porque la auténtica razón de evitar tocar como sea la mentada canción puede que se encuentre en el hecho de que ‘Creep’ se parece exageradamente al tema de The Hollies ‘The Air That I Breath’. The Hollies vivieron sus mayores momentos de popularidad en la década de los sesenta, cuando formaron parte de ese pelotón de bandas británicas de pop que encabezas por los Beatles dominaron el mundo. ‘The Air That I Breathe’ un éxito tardío que editaron durante la década de los 70, y que en realidad fue escrito por Albert Hammond, el padre del guitarrista de The Strokes, Albert Hammond Jr. El parecido es tán grande entre ambas piezas que a Thom Yorke no le quedó más remedió que declarar públicamente y dejar por escrito en el libreto de su álbum de debut, Pablo Honey, que ‘Creep’ era una especie de tributo hacia el tema que popularizaron los Hollies.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s